Inicio / NACIONALES / Suben la nafta y el gas desde el lunes y agregan más presión a la inflación

Suben la nafta y el gas desde el lunes y agregan más presión a la inflación

Los aumentos no permitirán reducir la tensión en las cifras que publica el Indec mensualmente. En los surtidores impactará un ajuste tributario y el tipo de cambio, y juntos empujarían más de 3% los valores

l comienzo del próximo mes, lejos de traer alguna expectativa de mejora en los índices inflacionarios con los que arrancó el año, ya tiene un piso importante de presión sobre los precios ya que se aplicarán dos incrementos en productos sensibles: combustibles líquidos y gas natural.

En el primero de los casos, las estaciones de servicio calcularon que se tratará de un alza del 3% y que responde básicamente a dos factores: valor del dólar y un nuevo incremento impositivo que debía aplicarse este mes pero que se decidió desdoblar para distribuirlo en dos tramos.

El último ajuste en los surtidores se aplicó a fines de febrero. Los estacioneros recuerdan que desde esa fecha hubo un avance importente en el tipo de cambio y que ese es un elemento central que tienen en cuenta las petroleras para fijar el valor de los combustibles. Los otros elementos que inciden en el precio de los surtidores son el valor del petróleo, los biocombustibles y los impuestos.

Gabriel Bornoroni, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro del país (Fecac), explicó que el incremento tributario impactará en el monto fijo que representa el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y que se actualiza en base a la inflación acumulada del último trimestre.

“Se estima además que las petroleras actualicen también los precios ya que los factores que determinan el monto de los combustibles -crudo Brent, dólar y biocombustibles- aumentaron desde fines de febrero pasado (fecha del último ajuste realizado por las petroleras)”, indicó Bornoroni.

“Por estas razones podemos aseverar que están dadas las condiciones para un nuevo ajuste por parte de las petroleras pero aún no hay porcentajes oficiales de incremento”, señaló.

En cifras, desde el 28 de febrero, cuando se decidió el último incremento al público, el dólar pasó de $ 40,14 a $ 43,67 al cierre de ayer, lo que significa un alza del 8,8%. Si no hubiera presiones políticas y sin la cautela que impone la caída del consumo, las petroleras trasladarían esa devaluación al precio de salida de refinería sin impuestos, lo que en un litro de nafta super de YPF significa un alza de más del 4% al público, que llegaría al 5% sumando el impacto del impuesto. Falta saber todavía el nivel del dólar el último día de esta semana y los aumentos en los biocombustibles que están a cargo de la Secretaría de Energía y que se conocerá la semana que viene.

Frente a ese escenario, desde la Cámara de Empresarios de Combustibles el secretario de la entidad, Raúl Castellanos, coincidió con las proyecciones de incrementos y se mostró además preocupado por el impacto que las sucesivas subas están teniendo en las ventas de combustibles.

La nafta Premium cayó un 30% y las ventas de este año están por debajo del 2018. “El año pasado fueron 14 aumentos con un acumulativo de casi el 70% y eso incide en los volúmenes de venta”, explicó Castellanos.

El gas

El lunes también empezarán a regir las nuevas tarifas de gas, que va a reconocer a las petroleras que producen este hidrocarburo un tipo de cambio de $ 41,97 por todo lo que vendan hasta el 30 de septiembre. 

Esa cotización es 11,3 por ciento más alta que la considerada en las tarifas vigentes ahora, pero para las productoras significa un precio del dólar menor al de ayer y al que puede esperarse a medida que se acerquen las elecciones, lo que puede acentuar el malhumor de las empresas con el Gobierno.

Se presume que para cubrirse de esa situación, las petroleras ofrecieron gas a las distribuidoras a un precio superior a US$ 7 por el 30% del producto que faltaba contratar para el invierno, después de la subasta que organizó el Gobierno en febrero.

Lo que todavía no se precisó es si el Enargas convalidará ese precio para el gas contratado en el último mes. Porque en caso de que lo haga el aumento en las tarifas del público será mayor al 30 por ciento con que el Gobierno viene insistiendo. 

Además, el Enargas y el Gobierno deben definir si mantienen el índice de precios mayoristas (Ipim) para el ajuste de los ingresos de transportistas y distribuidoras. El acumulado del semestre septiembre-febrero fue del 38,5%.

Compruebe también

Salta: una mujer que recibió las dos dosis se contagió con la variante Mu

La paciente de 33 años reside en el departamento de San Martín. Presentó síntomas leves …

ANMAT prohibió la venta y comercialización de una marca de ibuprofeno

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) informó de la determinación a …

Dejanos tu comentario