Inicio / POLICIALES / Un nuevo testigo le dio un giro a la causa por el femicidio de Anahí Benítez

Un nuevo testigo le dio un giro a la causa por el femicidio de Anahí Benítez

Se trata de una persona que aportó una nueva versión por el abuso y asesinato de la adolescente, encontrada en la reserva Santa Catalina.

Un hombre se acercó a Silvia Pérez, la mamá de Anahí Benítez, y le aportó datos sobre el abuso y asesinato de su hija que cambia en parte la hipótesis de la causa. La Justicia ya tomó medidas tras la nueva declaración, pero largo tiempo transcurrido desde el crimen les juega en contra.

Marcelo Sergio Villalba cuando era detenido

La adolescente de 16 años salió de su casa el 29 de julio del año pasado a las 17:30 y la encontraron muerta el 4 de agosto en la reserva ecológica de Santa Catalina.

La hipótesis de los investigadores era que estuvo secuestrada en la casa del detenido Marcos Bazán, en Santa Catalina, donde la drogaron y la violaron. Luego, la habrían asesinado por temor a los allanamientos.

De acuerdo con lo que se publica , el hombre que se acercó a la mamá de Anahí ratificó lo dicho ante en la fiscal Fabiola Juanatey, que lleva la causa.

Marcos Bazán

De acuerdo con este nuevo testigo, la chica fue drogada y violada por cinco hombres -uno de los cuales sería Marcelo Villalba, detenido por la causa- en una propiedad que está a siete cuadras de la casa de la víctima. Luego, pensando que “se les había pasado de droga”, la llevaron a Santa Catalina para “descartar el cuerpo en una zona despoblada”. Pero después notaron que seguía viva y decidieron llevarla a la casa de Bazán.

Esa versión coincide con parte de lo acreditado en la investigación, ya que el ADN de Villalba fue hallado en el cuerpo de Anahí, aunque él dijo que había estado con otra persona.

Por otro lado, el nuevo testigo habló de “una chica de la calle” que se habría vinculado con Anahí y sería quien “la llevó hasta la propiedad” donde la atacaron.

En función de la nueva declaración hubo tres allanamientos: en la casa donde habría estado Anahí antes de ser trasladada a Santa Catalina y en los domicilios de otros dos sospechosos, uno de ellos pariente de Villalba. Allí se levantaron rastros que serán peritados.

Además encontraron un Fiat 125, propiedad de uno de los presuntos abusadores, en un cementerio de autos de Lomas de Zamora en el que habrían llevado a la adolescente desde el lugar en el que estuvo cautiva hasta la casa de Bazán.

De acuerdo con lo que publicó el diario, el hombre no había hablado antes por temor y que se enteró de lo sucedido porque un familiar suyo estuvo consumiendo droga con quienes estuvieron con Villalba el sábado que desapareció la víctima. Ellos habrían contado lo sucedido.

Compruebe también

Matías Roncoroni está grave tras un intento de robo: le dieron un disparo por la espalda

El joven estaba al cuidado de la casa de un familiar junto a su esposa …

Motochorros le robaron la cartera y ahora vive una pesadilla

Una mujer iba al super con su hija de 8 años cuando un joven le …

Dejanos tu comentario