Inicio / POLICIALES / Tenía prisión domiciliaria, pero salió a robar: es el acusado de matar a la empleada municipal de Cañuelas

Tenía prisión domiciliaria, pero salió a robar: es el acusado de matar a la empleada municipal de Cañuelas

El joven, junto con otro cómplice, fueron detenidos por el crimen de Mirta Barcia, la secretaria privada de la intendenta de Cañuelas, cuando le robaron el celular frente a su casa.

Dos jóvenes fueron detenidos este viernes en conexión con el asesinato de Mirta Barcia, la secretaria privada de la intendenta de Cañuelas que fue asesinada de tres balazos durante un robo ocurrido el martes de esta semana en esa localidad de la provincia de Buenos Aires. Fuentes policiales confirmaron a Télam que serán indagados en las próximas horas por el fiscal de la causa, Lisandro Damonte.

Fuentes policiales y medios locales indicaron que los arrestados son Leonardo Quinteros, de 28 años, y Pedro Corvalán, de 29.

Corvalán, quien cumplía con la prisión domiciliaria en el marco de una causa por drogas tras salir de la cárcel el 27 de abril pasado, es acusado de ser el autor material del crimen cometido el martes último por la noche en Vicente Casares al 400, de esa localidad situada a unos 60 kilómetros al sur de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que Quinteros es sindicado como su cómplice.

De acuerdo con el sitio Infocañuelas, Quinteros fue detenido en horas del mediodía, luego del llamado a la Policía de un testigo que lo vio caminando por Libertad y 9 de Julio.

El sospechoso negó su identidad en el momento del arresto, pero luego, según se conoció en forma extraoficial, admitió su participación en el hecho una vez que fue llevado a la comisaría local.

Barcia, de 64 años, estaba de licencia en su casa del barrio La Unión de Cañuelas desde el inicio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus por su edad. Eran las 22 del martes cuando despedía a una amiga en la puerta de su hogar, y entonces fue abordada por dos varones encapuchados y con tapabocas, según relataron testigos del crimen.

El primer impulso de Barcia fue resistirse a que le robaran su celular, un Samsung JA2, pero luego pidió ayuda a gritos y los delincuentes la balearon y huyeron a pie.

Barcia fue trasladada a un centro médico de Cañuelas en un auto particular, pero falleció por las lesiones producidas por tres impactos de bala.

Testigos del episodio afirmaron que los delincuentes eran dos varones de no más de 25 años. Efectivos policiales realizaron un allanamiento este viernes y aprehendieron a los sospechosos.

La intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, estableció dos días de duelo por el asesinato de su secretaria, que se desempeñaba en el área de “Decretos”.

La investigación, que tiene la carátula de “homicidio en ocasión de robo”, quedó a cargo de la Fiscalía 1 de Cañuelas, que conduce Damonte, y de los detectives de la DDI de San Vicente, quienes solicitaron imágenes de cámaras de seguridad privadas y municipales para intentar obtener videos del momento del ataque e identificar a los autores del hecho.

De hecho, tras esas averiguaciones policiales fue posible orquestar el allanamiento en el que detuvieron a los dos sospechosos.

Compruebe también

Triple choque en Alejandro Korn: piden la detención del boxeador ante sospechas de que conducía alcoholizado

La fiscal del caso alegó que Brian Calla conducía «bajo los efectos de sustancias estupefacientes …

Horror en Virrey del Pino: encontró una bolsa con huesos humanos en el frente de su casa

Un hombre estaba cortando el pasto cuando halló los restos óseos e hizo la denuncia …

Dejanos tu comentario