Inicio / REGIONALES / REGIONALES Nació con parálisis cerebral: Antonela cumplió su sueño de recorrer la ciudad en bici y ahora va por una maratón

REGIONALES Nació con parálisis cerebral: Antonela cumplió su sueño de recorrer la ciudad en bici y ahora va por una maratón

La joven oriunda de Laboulaye no sabe de limitaciones. Con la ayuda de su hermana demuestra cada día que en la vida todo se puede. Hace pocas semanas recibió el rodado adaptado que le otorgó la Provincia. “La sacamos a pasear y llovía, el agua le pegaba en la cara, ella reía feliz”, cuenta Natalia.

 

Laboulaye.- Antonela Van Der Veen despierta cada día ante un nuevo desafío. La joven que pronto cumple 23 años nació con parálisis cerebral, pero su hermana y su padre le enseñaron que en la vida no hay que dejar de soñar y que no hay imposibles.

Hace pocos días pudo cumplir un anhelo que tenía desde niña: recorrer su ciudad en una bicicleta adaptada. Debieron transcurrir muchos años, pero finalmente el sueño se hizo realidad.

El 27 de abril pasado, la familia viajó a Córdoba, esta vez no para una cita médica, sino llevando un carrito para traer la bici de Antonela. “Fue un viaje distinto. Cuando llegamos de regreso a la ciudad, enseguida dimos una vueltita por el barrio. Al día siguiente nos fuimos al centro. Llovía y Anto se mojaba, pero se reía feliz, fue hermoso”, cuenta Natalia.

Anto nació con parálisis cerebral. Desde muy niña supo de adversidades. Con una mamá ausente, su hermana Natalia y su papá fueron quienes la criaron. “Ella es mi hermana, pero también mi hija del corazón. Fue amor a primera vista. Cuando mi padre murió yo me quedé con ella. Mi prioridad es que Anto sea feliz y que no deje de soñar”, señala Natalia.

Esta mujer que formó una familia junto a Pablo Formini y al pequeño Juan Ignacio es el sostén más importante de Antonela, quien desde su silla de ruedas lanza un nuevo desafío a cada momento.

“Lo de la bicicleta viene desde chiquita. Ella siempre me decía que quería andar en una. Cada vez que había un sorteo y el premio era una bici, Anto me repetía ‘ojalá la ganemos’. Y yo me quedaba con esa inquietud”, relata a PUNTAL Natalia Van Der Veen, de profesión docente, pero que no ejerce en la actualidad para atender a su hermana.

Años atrás y tras el insistente pedido de Anto, Natalia y su esposo comenzaron con la idea de construirle un rodado. “Copiamos un modelo que habíamos visto en internet que tenía una silla adelante. Intentamos, pero no fue fácil. Nunca dábamos con las medidas”. Una vecina (Betti Sosa) se enteró de esta idea y nos comunicó con el legislador Julián López. “Él se puso en contacto con el Ministerio de Desarrollo Social, con la licenciada Norma Martínez. Y así empezamos las gestiones para que el Ministerio nos ayudara a comprarla”.

Tras mucho averiguar, finalmente apareció un fabricante en Córdoba. Luego de cumplir con los trámites, transcurrieron dos años hasta que se le otorgara el dinero para comprar la bici que el pasado 27 de abril fue el mejor regalo que recibió Antonela.

“Ese día yo pensaba que lo que para muchos es cotidiano y hasta rezongan por andar en bici, para Anto era su sueño”, reflexiona Natalia. “En el centro la gente se paraba, nos saludaba, se sacaba fotos con nosotros”.

Correr maratones y bucear

La joven laboulayense sorprendió ahora a la familia con una nueva propuesta: “Ya que tengo la bicicleta quiero correr maratones”, le dijo a su hermana.  “Y bueno, tendré que ponerme en forma para correr con Anto”, dice entusiasmada Natalia. Su esposo e hijo de 5 años son compinches de todas las aventuras.

Antonela egresó en 2015 del Instituto Arco Iris de Laboulaye. En la actualidad concurre a un centro terapéutico. “Nosotros hacemos lo posible para que ella haga todas las actividades que quiera. Hasta hizo tela en un tiempo. Ahora va por las maratones y también sueña con bucear”, dice orgullosa Natalia.

Consultada si hoy Antonela necesita algo para su bienestar, menciona que desde hace 5 años esperan por una nueva silla de ruedas postural. “Ya hablamos con el Ministerio y confiamos en recibirla”.

Por último, Natalia aclara que deciden contar su historia para incentivar a otros a luchar. “A Anto le alimentamos la idea de que se vive para algo, y que hay que tener todos los días sueños para ser feliz. El ‘no podemos’ no existe”, sentencia la mujer.

Compruebe también

POLICIALES Un moldense chocó en Ucacha, huyó y fue detenido cerca de Bengolea

El conductor embistió otro auto en barrio El Taquito y escapó. Esquivó un puesto policial …

POLICIALES Secuestran aves y artículos de pesca en Achiras

Uno de los procedimientos se desarrolló en la Represa Achiras, donde incautaron cañas, reels y …

Dejanos tu comentario